Necesito crear mi "oficina en casa"

Mar 05 , 2021

Necesito crear mi "oficina en casa"

Andrea de la Torre Marquez

0 Comentario

  • La ubicación. No todos tenemos la posibilidad de tener una habitación separada en casa destinada al trabajo. Puede ser que, incluso teniéndola, necesitemos estar en una zona que nos permita poder vigilar a los niños mientras trabajamos. En cualquier caso, hay dos elementos que, si nuestra vivienda nos lo permiten, no deben faltar: la ventilación y la luz natural. La falta de luz y de aire afectan directamente a nuestra productividad, y harán que nuestras jornadas de trabajo en casa se hagan mucho más pesadas. De hecho, pasar la mayor parte del día en una zona sin luz natural puede incluso, afectar a nuestro sueño y estado de ánimo de manera grave.

 

  • Valora la naturaleza de tu trabajo o tus distintas necesidades. Si tu trabajo exige concentración prolongada o realización de videollamadas, vas a necesitar un lugar que te permita aislarte del resto de la vivienda. Si tu trabajo tiene una gran carga de creatividad, puede que necesites ubicarte en una zona cerca de tus libros o de aquellos elementos que te ayuden a tener una actitud más creativa. Siempre estaremos limitados por las características de nuestra vivienda, pero si antes de definir dónde ubicamos nuestra oficina nos paramos a pensar en qué necesitamos, seguro trabajaremos más cómodos.

  • Dividir nuestra casa entre espacio, descanso y ocio. En estos días en los que toda la familia está forzada a pasar todo el tiempo en casa, este punto toma especial relevancia. Insistimos en que no todas las viviendas lo permiten, pero lo ideal es separar los espacios de ocio, descanso y trabajo. Incluso si vivimos solos, tener definidas las distintas áreas de nuestra casa nos ayudará a mantener cierta rutina y adaptarnos a nuestra nueva situación. Por ejemplo, si nos es posible, evitemos comer en el mismo lugar donde trabajamos, y si por la tarde dedicamos un rato al descanso y la lectura, intentemos también hacerlo en otra habitación y en una postura diferente a la que adoptamos para trabajar.
  • La importancia de la silla. Que trabajemos desde casa no quiere decir que tengamos que hacerlo en una silla que no cumpla los básicos de ergonomía para cuidar de nuestra salud. Es importante que la silla en la que trabajemos nos permita estar cómodos durante horas, y lo que es más importante, mantener una postura adecuada. Que al menos sea regulable en altura, con reposabrazos, soporte lumbar y mecanismos que nos permitan adaptar la silla a nuestro cuerpo. Si no tenemos una silla de estas características, optemos al menos por una que tenga reposabrazos en caso de que tengamos que trabajar con ordenador, y que nos permita tener la espalda apoyada. Uno de los comentarios que siempre recibimos de nuestros clientes cuando buscan una silla de trabajo para su casa es que no quieren que parezca una silla de trabajo, sino un elemento «más amable» que se integre en el hogar.

     

  • Crea un espacio que te guste. Los seres humanos somos extremadamente sensibles a los espacios que nos rodean. El entorno afecta a nuestro estado de ánimo, y también a nuestra salud. Por eso, si bien es cierto que probablemente estos días tengamos otras cosas «más importantes» es la cabeza. merece la pena tomarse un tiempo para hacer que nuestro home office se convierta en un espacio que nos guste. Ubicar cerca de nuestro escritorio unas plantas o poner algún objeto especial para nosotros al alcance de la vista. Vamos a pasar muchos días en casa: dedicar un tiempo a redecorar los espacios puede incluso ser un pasatiempo entretenido que nos ayudará a sentirnos mejor.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados